TEMA 11

TEMA 11: Masaru Emoto: una oración de amor y gratitud por Fukushima



Siempre es un gusto estar aquí y compartir junto a ustedes reflexiones que nos aproximen. Recapacitar en conjunto y valorar nuestros criterios de manera que podamos reflejarnos y expresarnos.
Habremos notado cuanto trabajo y esfuerzo hay puesto en querer evitar que nos entendamos entre nosotros y comprendamos a conciencia plena lo que debemos hacer no solamente desde el aspecto personal sino desde el sentido comunitario.
Agradezco infinitamente este post de “Masuru Emoto”. Porque no se trata de convertirnos en una doctrina a través de la oración o de la meditación. Nosotros no somos una herramienta o una técnica somos muchos más que eso si aprendiésemos a dirigir y a estudiar lo que podemos llegar a hacer o ser desde el mismo pensamiento sea desde la meditación u oración.
Masuru Emoto, nos está pidiendo que nos unamos aun teniendo distintos principios ideológicos y doctrinales. Nos está pidiendo ayuda. ¿Podemos comprenderlo? Entiendo que si, por lo siguiente:
El pensamiento del humano 3D más allá de su limitación cognitiva tiene inercia, potencia y direccionalidad. Proyecta energía que está fuera del alcance vibratorio e incluso tecnológico de estas razas alienígenas.
Japón es un pueblo muy sufrido y muy golpeado. Es como si no se quisiera su expansión, su estabilidad. Quizás sea por que como población su civilización forma parte de un enriquecedor conocimiento espiritual que los ha formado culturalmente para sobrevivir lo mejor que puedan al sistema de control mundial.
Sus descubrimientos, desarrollos y avances tecnológicos en muchos aspectos son las puertas hacia una revolución económica, social y perdida del actual monopolio mundial.
Si lográrasemos comprender cuan peligrosos somos a nivel de conciencia expansiva, nuestras condiciones y limitaciones podrían ser revertidas favorablemente para nuestras liberaciones evolutivas. Podríamos llegar a vivir en condiciones donde no dañaríamos a la naturaleza. Donde no agotaríamos sus recursos. Al contrario crearíamos una conexión energética directa con ella. Y ¿Que sucedería? Tiraríamos el monopolio mundial y dejaríamos a estas fuerzas oscuras sin sus hogares, sin sus privilegios.
Quizás esto nos explique que a través de la desinformación nos impiden que tengamos contacto desde nuestros pensamientos con fuerzas energéticas de la naturaleza que son portadoras del conocimiento de nuestros orígenes. A cambio de ello nos han grabado información en el genoma 3D donde se nos articulan conceptos y significados que se ajusten al sistema de vida dentro de este holograma 3D y al mismo tiempo no exista ningún indicio que plasme escapatoria de esta realidad ilusoria.
Existieron maestros orientales que transmitieron a sus alumnos ideas generales que bosquejaron en similitud y en comprensión la existencia de fuerzas provenientes de la naturaleza percibidas dentro de este mundo 3D que buscaban la conexión directa con los seres humanos.
Habían impartido entre ellos sus experiencias y en base a ellas llegaron a conclusiones de que en este mundo se percibían estados no visibles para el ojo físico pero si palpables para los órganos de los sentidos. Estos maestros descubrieron que el enlace directo entre esas fuerzas desconocidas y ellos mismos generaban unión y estados de pensamientos distintos a los que normalmente acostumbran llevar como sus estructuras. Notaron que sus condiciones físicas y mentales cambiaban radicalmente a medida que iban comprendiendo el sentido de estas fuerzas y lo más importante la identificación de cada una de ellas, entre ellos mismos intercambiaban sus experiencias y conclusiones que generaron disputas por lo que cada uno entendía e interpretaba.
Crearon un sistema de comunicación utilizando códigos que reflejaran desde los conceptos prácticos el comportamiento  y la  manifestación física  de  cada una de estas  fuerzas. Estos códigos fueron tomados


desde   elementos   naturales:   Agua   –   Tierra   –   Fuego   –   Madera   y   Viento.   Hasta   ese   momento   no   se consideraba al elemento Metal como componente planetario.
Los maestros querían transmitir a sus alumnos desde la práctica y la concentración una conciencia limpia para que lograran hacer contacto con estas fuerzas. Desde allí nacieron versiones que definían que lo que hacían e intuían como contacto eran elementos o componentes que permanecían en estado invisible en el planeta tierra. A través de sus prácticas (Meditación, ejercicios, ayunos, ceremonias..etc.) E investigaciones llegaron a la conclusión que estos elementos invisibles, eran reales y que estaban dentro de un contexto no apto para la mente humana, entendieron que debían ampliar sus visiones en cuanto a la vida y a su origen, más allá del legado transmitidos por sus ancestros.
Estos maestros debieron tomar muchas decisiones para con lo que habían descubierto. Representaron a estas fuerzas naturales en cinco estados que se distinguían en sus manifestaciones y características. Observaron que tenían particularidades muy desarrolladas y eran afines en sus contactos directo con los seres humanos hacia un crecimiento espiritual.
El contacto directo con estos elementos les permitió desarrollar teorías donde atribuyeron que los mismos eran estados de conciencias planetarias, donde sus fuerzas y movimientos formaban parte de la constitución molecular, física, solida, gaseosa y química de lo que percibían como planeta tierra, de allí surgió el concepto “Energía” una nueva visión dentro de la percepción cognitiva en los humanos 3D. Este concepto definiría a rasgos generales el comportamiento y el reconocimiento de cada una de estas fuerzas planetaria.
Era necesario facilitar el estudio sobre ellas y su incorporación dentro del intelecto humano de manera que no creara resistencia hacia lo no visible en su principio para hacer físico el camino directo hacia estados de vidas inimaginables.
A cada uno de estos estados de conciencias planetarias se le designo un elemento natural que simplificara desde el concepto humano con que tipo y nivel de fuerza planetaria se estarían relacionando y dirigiendo para que el conocimiento y su transmisión fuera parejo en sus interpretaciones y fuera impartida desde la misma base de comunicación sin deformación.
Identificaron gráficamente y simbólicamente desde ejemplos directos como visibles la asociación de ellos desde la práctica y experiencia consciente. Implementaron metodologías de estudios utilizando movimientos a través de ejercicios y prácticas teóricas que desarrollaron lecciones que argumentaran y justificaran sus nuevas visiones y amplitud de la conciencia.
Para estos maestros el elemento Agua identifica a un estado de conciencia planetaria que se manifiesta firme pasiva e imponente en su avanzar y fuerza. Transmite calma, paz y fortaleza. Al mismo tiempo su inercia genera movimientos envolventes que limpia y purifica todo aquello que detecta como impureza y negatividad planetaria y humana, su característica principal es que se la percibe y siente femenina en sus procedimientos y en su contacto e ioniza con su fuerza envolvente los componentes moleculares de los otros cuatro elementos planetarios que se mueven en conjunto e integración.
En su relación directa con el ser humano le devuelve el sentido de su vida y la limpieza en su camino. Para ello la interacción y la comunicación desde el pensamiento y del cuerpo físico son fundamentales para generar cambios moleculares dentro de su condición humana que le eleve su visión limitada de lo que percibe como plano y realidad física.
Estos maestros observaron que en los seres humanos existían estados en la mente que envolvían sus comportamientos con hechos destructivos y que los separaba de su conexión interna hacia una búsqueda mejor para sus condiciones físicas y emocionales. Detectaban que las enfermedades, las condiciones económicas y culturales generaban detenimiento y empobrecimiento en su vida social como espiritual. Se


preguntaron ¿Qué era la espiritualidad? Y ¿Por qué esa idea era transmitida de generación en generación? ¿Qué había encerrado dentro de ella que era tan difícil de captar a simple visión?
Estas inquietudes pudieron ir siendo resueltas por que comprendieron que los estados de conciencias planetarias delataban cambios en sus comportamientos que eran no afines a sus estados de energía y que reaccionaban ante la presencia de determinadas conductas humanas y espacios físicos.
Lograron percibir la existencia de otra fuerza que era opuesta energéticamente e intervenía en el contacto humano o con la misma naturaleza. De allí nace otra idea que se plasmo en un nueva visión cognitiva que les explicaba desde un nuevo concepto “Vibración” la presencia de otras fuerzas en el planeta tierra cuyas energías absorbían a los seres humanos provocándoles fuertes desequilibrios en sus temperamentos. Intuyeron la existencia de un nuevo elemento no percibido con exactitud pero que reflejaba una fuerza de polaridad negativa al cual nombraron e identificaron como elemento Metal. (Es más amplio de lo que expongo).
La intromisión energética de este agente desequilibrador permitió definir con precisión aquellos comportamientos negativos que envolvían energéticamente a los humanos y que contaminaban lugares geográficos creando densidad y opacidad en la naturaleza. De allí el origen de los conceptos “Yin” y “Yang”. La práctica y la investigación constante permitió a estos maestros llevar el conocimiento obtenido a la vida socio- económica y cultural que tenían como pueblo y detectar en su conducta que eran subliminalmente dirigidos para producir fuertes desequilibrios en el estado energético y vibratorio en las conciencias planetarias.
Estos maestros habían desarrollado destreza en sus visiones ópticas y perceptivas a través de sus cuerpos que detectaban con facilidad la densidad oculta y opacidad que reflejaba un lugar o las personas. Los cinco elementos planetarios se transformaron en sus maestros guías y en los precursores de sus destinos como informantes dentro de este mundo 3D y al mismo tiempo les advirtieron de la presencia de fuerzas negativas que habían invadido este planeta del cual se alimentaban y explotaban sus recursos naturales.
Transmitieron sus sabidurías y sus fuerzas para que aprendieran a manejarlos. Cada maestro trabajaría directamente con uno o varios elementos planetarios para limpiar y purificar los asentamientos de estas fuerzas negativas e imperceptibles para los humanos. Debo resumir.
El elemento Agua simbólicamente es utilizado a modo de limpieza y de purificación en todos los órdenes de la vida y costumbres cotidianas. Físicamente podemos ser parte de su fuerza, de su pureza y estado de quietud, pues precisamente es su estado natural. El Agua reúne muchas particularidades y propiedades que no quieren ser tenidas en cuenta dentro de este mundo 3D.
Se la utiliza tan solo como un recurso natural y sustancioso para fines económicos. Se le anula su condición vibratoria a nivel molecular donde puede ser dirigida desde el pensamiento o puede ser utilizada bajo otras condiciones durante el contacto con el ser humano.
Lo que conocemos como agua es un estado de conciencia planetaria que personifica su densidad como elemento natural de consistencia energética liquida que está a nuestro alcance y que no sabemos conectarlo como fuerza planetaria. Sus moléculas reflejan su estado de conciencia y nivel vibratorio lo cual hace posible la ionización desde el pensamiento e intención acompañada en su transmisión. Podemos trabajar con el agua creando desde los pensamientos una conexión vibratoria con ella y ser un componente molecular más en su constitución energética. Debo resumir.
Si aprendiéramos asociarnos desde nuestros pensamientos con cada uno de los elementos planetarios comprenderíamos que no son simples elementos naturales, los sentiríamos como estados de conciencias que proyectan y construyen nuestras existencias junto a la entidad planetaria Gaia. Dejaríamos de vivir en


el estado de la separación con nosotros mismos no habría distancias vibratorias entre nosotros porque ya no seriamos parte consciente de la activación del genoma 3D.
Remontando a nuestra realidad, los elementos planetarios están sintiendo y sufriendo el impacto vibratorio de la energía de los seres humanos. Podríamos revertir esta situación si internalizáramos que todo lo que vemos como naturaleza forma parte de nuestras energías biológicas y que somos capaces de dirigir nuestros pensamientos enfocados en intenciones hacia un destino particular dirigido desde el corazón.
Tendríamos que preguntarnos si lo que estamos viviendo a escala mundial ya no lo hemos vivido antes y si este presente pasado no está siendo el mejor tiempo cronológico para que despertemos, reaccionemos y seamos conscientes que este mundo no tiene nada de normal y natural para vivir y estar en el.
Debemos sentirnos que somos capaces y fuertes de salir de esta trampa ilusoria buscando el camino más directo y sencillo. Decirnos a nosotros mismos que desde este blog podemos empezar a trabajar juntos a construir día a día una conciencia colectiva y devolvernos la oportunidad de respetarnos como personas y sentirnos vibrar como humanos 3D en proceso de liberación permitiéndonos ser y crecer en conjunto. Todo es posible cuando nos proponemos.
Un fuerte abrazo

marielalero.

---

Nessun commento:

Posta un commento